agosto 10, 2022

¿Qué son las bielas de una bicicleta?

que es una biela de bicicleta

Las bielas de la bicicleta permiten el impulso y la fuerza cada vez que pedaleamos. Es esa mecánica que permite la movilidad y ejerce una fuerte incidencia en el rendimiento del ciclista.

En este artículo analizaremos varios componentes importantes de las bielas, en especial su longitud y lo relacionado con el efecto de las bielas en la postura corporal del ciclista.

¿Sabes lo qué es una biela?

Una biela de bicicleta es el mecanismo que otorga la fuerza cada vez que pedaleamos al montar una bicicleta. La biela constituye un componente en el sistema de transmisión de la bicicleta, ya que además de aportar fuerza, también hace el posible movimiento de la rueda trasera para así avanzar en el recorrido.

biela de bicicleta

Conociendo las bielas de una bicicleta.

Uno de los componentes principales de las bielas es la longitud y esta se obtiene midiendo desde el centro del pedalier hasta el centro del eje del pedal.

La curvatura es otra parte esencial de las bielas porque dependiendo de la separación que tenga la curvatura puede incidir en la forma del cuerpo.

Otro detalle a resaltar es la existencia de diversas métricas de las roscas usadas para abrigar los pedales. En este sentido, pueden alojar entre 1 hasta 3 platos; todo dependerá del modelo de bicicleta y el funcionamiento que se le dé a la bicicleta.

En el mercado hay infinidad de modelos de biela, las más conocidas son las de 170 mm y 175 mm, ahora bien, también existen diferencias, como por ejemplo las de las bicicletas crono/TT con bielas más cortas y las de BTT que son más largas, por ser bicicleta de montaña.

La longitud de la biela viene directamente de fábrica, especificando la talla y según el modelo de la bicicleta, aunque existe la posibilidad de cambiarlas en función de las preferencias de cada ciclista que así considere hacerlo.

La biomecánica de la biela.

Hasta hace poco tiempo se estimaba que la longitud de la biela estaba en función del tamaño físico del ciclista, así por varios años definieron medidas fijas; las cuales oscilaban entre menos de 152 centímetros para una longitud de la biela de 160 mm, hasta más de 195 centímetros entre los 80 y 185 mm.

Resulta que las medidas aumentaban en 2,5 mm llegando hasta un límite de 5 mm cuando eran atletas de competencia y algunos especialistas aconsejan tomar como punto guía la distancia entre la entrepierna. Por ejemplo, entre los 60 y 65 centímetros la longitud de biela era de 150 mm, como referencia máxima era; más de 94 centímetros 185 mm longitud de biela.

En consecuencia, el tamaño de la biela tiene un papel determinante, porque impulsa la fuerza muscular haciendo que el ciclista se esfuerce durante los ascensos muy empinados sin disminuir la velocidad, de tal modo que el rendimiento sea mayor cada día más.

Por consiguiente, a mayor longitud, también mayor será la fuerza que se impulsará en el pedalier; ante ello los expertos aconsejan el aumento de la longitud de las bielas. Sin embargo este hecho ha generado polémicas debido al gran agotamiento que puede tener el ciclista.

Por otra parte existe un riesgo que el ciclista sufra de tendinitis, ya que aumentando la longitud de la biela se debe incrementar la altura del sillín.

Por lo tanto, hacer cambios en la longitud de la biela incide en la postura corporal del ciclista y en aspectos técnicos tales como: retroceso del sillín, la distancia y colocación adecuada entre el rango de la cadera y rodilla.

¿Cuáles son las medidas de las roscas de la biela?

Rosca Americana (ISO).

Es una de las más utilizadas en diferentes modelos de bicicletas; sean de carretera, montaña u otro tipo. El espárrago del pedal mide 12,7 m de diámetro y contiene 20 hilos de rosca por cada pulgada, este tipo de rosca es poco utilizada en el continente europeo.

Rosca Inglesa (BSA).

De preferencia y uso en casi todo el mundo, su popularidad la alcanzó en el año de 1980 y hasta el momento continúa en el mercado. El espárrago roscado mide 14,3 mm de diámetro, con 20 hilos por pulgada.

Rosca Francesa.

Aunque se encuentra poco en el mercado, fue muy conocida y extendida por todo el mundo, es de 1.25 mm entre hilos y tiene similitud con la inglesa de 1.273 mm.

Tips importantes:

La gran mayoría de los pedales de las bicicletas y también en algunas bielas indican el modelo de rosca a utilizar y la ubicación del pedal. Es decir, permite identificar si es izquierdo o derecho el pedal. 

Otro dato a destacar es que las bielas de aluminio si no se colocan con cuidado puede correrse el riesgo de trasroscar donde la única solución es hacerle nuevamente la rosca.

La distribución de una biela tiene una estructura bien definida, así, en la derecha están alojados los platos, aunque existen algunas que incluyen el conjunto de platos-bielas con una sola pieza. Pero también, hay otros modelos que aceptan adaptaciones de acuerdo a las medidas que más nos interesan.

La mayor parte de las bielas son elaboradas con aluminio, otras con carbono a fin de hacerlas más ligeras, casi todas las bielas están huecas en el interior. Los diseños de biela que podemos adaptar, la biela derecha casi siempre trae incluido el eje solidario en una pieza.

Una biela corta favorece un mejor posicionamiento y por ende estaremos más cómodos montando la bicicleta, teniendo una sensación aerodinámica con bajo impacto a nivel del manillar y en la región lumbar y de cadera.

Una biela más larga, hace que las salidas sean mejores, con buenas técnicas en cada trazo hecho con la bicicleta.

Las modificaciones en el tamaño de la biela generan cambios a nivel de la biomecánica más no implica unas mejoras en la eficiencia.

La potencia depende de la fuerza medida en vatios y de la cadencia.

A manera de conclusión:

Una biela muy larga no incrementa la potencia, por lo que debemos trabajar la fuerza y velocidad con la bicicleta. 

La elección de la biela estará condicionada por la longitud entre la entrepierna y la talla del cuadro, si deseas cambiar las bielas de tu bicicleta y tienes dudas lo ideal es que consultes con un mecánico de tu entera confianza.

Si el ciclista necesita o desea aumentar la longitud de la biela, incrementará la fuerza proporcionalmente, pero al mismo tiempo disminuirá la cadencia, pues el recorrido será mucho mayor con pocos márgenes de ganancia. Las medidas que hemos indicado a lo largo de este artículo pueden servirte de guía para que así evites lesionarte y logres tener tu biela.

Antonio Cruz

Desde hace más de 10 años que escribo en diferentes blogs sobre ciclismo. Ahora en FullCiclismo. Padre, ciclista y redactor.

Ver todas las entradas de Antonio Cruz →