junio 16, 2022

Monoplato en carretera: ventajas e inconvenientes

monoplato en carretera

En el ciclismo profesional, utilizar el sistema de transmisión monoplato es casi una novedad. Generalmente tenemos como referencia mental la bicicleta con todas sus partes, sin embargo en el caso del sistema monoplato, eliminamos de la imagen mental algunos elementos, siendo esta característica una de las distinciones que nos trae este tipo de transmisión, paralelo a las bicicletas convencionales. 

A simple vista, puede parecer una modalidad práctica y rápida.  Pero  este estilo cuenta con opiniones divididas, por lo que hoy nos gustaría comentarte algunas ventajas y desventajas, además te informaremos el funcionamiento mecánico así como la posibilidad de obtener un sistema monoplato sin mayores complicaciones económicas.

Ventajas de las bicicletas Monoplato:

Comodidad

Cuando utilizamos el sistema de monoplato, prescindimos de elementos como: el desviador de la cadena, el plato adicional y pulsador, lo que nos proporciona mayor comodidad y ligereza para transportar la bicicleta, además nos brinda la oportunidad de movernos por diferentes terrenos sin mayores problemas.

la comodidad de este método, puede  llevar ahorrarnos hasta un kilo de peso, puesto que al restar piezas, son menos los mecanismos involucrados para impulsar la bicicleta. Sin olvidar la libertad que nos proporciona no tener que ocuparnos de otras piezas.

Naturalidad

Para los momentos en los cuales, nos encontramos haciendo caminos en lugares con rocas montañosos tanto de subida como bajada, pendientes o caminos con curvas pronunciadas, tendemos a frenar constantemente e incluso la cadena podría salirse de su lugar, lo que nos obliga muchas veces a detenernos o disminuir la velocidad ocasionando  en el proceso algunos inconvenientes, como el retraso de nuestro recorrido o la pérdida de empuje.

Sin embargo, con el sistema de monoplato, tenemos la ventaja natural de no sentir la obligación de frenar y cambiar velocidades, al contrario al quitar el desviador delantero y uno de los platos, el cambio de velocidad se hace con naturalidad casi sin llegar  a sentirlo. Cabe destacar, si podemos  percibir un cambio cuando realizamos el cambio, pero no será necesario frenar el recorrido o producirá una gran incomodidad.

Simpleza

Si eres un principiante utilizar la bici tipo monoplato, es ideal puesto que al poseer un solo mecanismo de trasmisión para realizar todas las acciones, evitamos  confusiones y pérdida de interés por el deporte a dos ruedas, e incluso prevenimos pequeños accidentes al momento de manejar y acostumbrarnos a los cambios manuales.

De esta manera, podemos aplicar la misma Idea para ciclistas expertos, puesto que a mayor rapidez de cambio de velocidades, mejor será la movilidad del ciclista

Comúnmente, el o los platos deben moverse y realizar el cambio de piñones con el fin  de tomar con mayor comodidad curvas, pendientes, obstáculos, etc, por lo que nos vemos en la obligación de frenar para realizar los cambios.

Ahorro

Una ventaja, la cual podemos leer entre líneas, es el ahorro tanto a nivel económico, como de tiempo y espacio, el cual recibimos al contar con un sistema de monoplato para nuestra bicicleta, puesto que al contar con menos piezas que limpiar, reemplazar, y mantener podemos invertir en otros mecanismos de nuestra bicicleta, y por supuesto el tiempo para mejorar como deportistas es mayor. 

Mecánica

Al dejar de lado una serie de piezas, podemos evitar los problemas relacionados con la mecánica, como lo es el caso de las bicicletas biplato, las cuales tienden a perder la tensión en la cadena, cuando realizamos modificaciones.

Como decíamos anteriormente, al ser un solo plato con una pieza adicional encargada del sistema de trasmisión nos evitamos diferentes problemas relacionados a sustitución de piezas, y daños mecánicos, además cabe mencionar que las cadenas para bicicletas monoplato suelen ser de una longitud menor que las cadenas convencionales, lo que nos ahorra dinero y tiempo. 

Inconvenientes de las bicicletas Monoplato

Hemos hablado de todas las ventajas que conlleva colocar una trasmisión del tipo monoplato a nuestra bicicleta, sin duda esta información la podremos tomar en consideración para cuando decidamos hacer un cambio  pero, el sistema de transmisión monoplato cuenta con algunos inconvenientes, las cuales le han restado un par de seguidores.

 A continuación te comentaremos algunos aspectos que nos pondrían a pensar, cuán efectiva es el cambio de sistema de transmisión:

Versatilidad

Al contar con un solo plato o rueda dentada, las posibilidades de cambiar de velocidades cada vez que así lo prefiramos disminuyen, sin embargo esto dependerá directamente de la elección de un casette y plato adecuados para el uso que le queramos dar a la bicicleta.

El sistema tradicional, donde la bicicleta incluye dos o más platos, cuenta generalmente con hasta treinta posibilidades de velocidades, mientras que el tipo monoplato llega a un máximo de doce velocidades, restando oportunidades para divertirnos.

Montaje

El montaje no representa un inconveniente en sí mismo, pero en el caso de que tengamos una bici, a la cual querríamos cambiar el sistema de trasmisión de biplato a monoplato, nos encontraríamos con el inconveniente de desmontar y montar el mecanismo.

En caso de no tener experiencia a nivel mecánico, esto puede ser un inconveniente importante, haciendo que algunas personas prefieran el sistema de trasmisión tradicional. Sobre todo en caso de no contar con las piezas aptas para la velocidad a la cual queremos llegar.

Es importante que mecanismos como: la cadena, el cassette, los piñones, desviador y palanca de cambios, se encuentren aptas para alcanzar la velocidad deseada, de lo contrario podríamos tener que hacer reemplazos de piezas.

Es preciso, que todos las piezas coincidan en su uso, siendo cada una adecuada para un mismo rango de velocidad.

Falla Mecánica

En cuanto a mecánica, la experiencia nos ha indicado que el monoplato genera mayores problemas con la cadena de trasmisión, que el clásico sistema biplato, lo que nos podría llevar a perder fuerza y resistencia cuando estemos pedaleando, sobre todo en zonas donde nos encontremos con obstáculos.

Piñones

Entiendo, que los piñones de una bicicleta representan la circunferencia dentada la cual encontramos en la rueda trasera, específicamente nos referimos a los pequeños dientes, por la cual colocamos la cadena, siendo su función principal ayudarnos a hacer el recorrido que deseamos a dos ruedas.

Es importante acotar que el cambio entre piñones cuando estamos pedaleando, puede resultar incómodo para algunas personas, pudiendo notarse una pequeña diferencia aunque esta no genera mayores incomodidades, todo dependerá de las impresiones del ciclista. 

Uso

Generalmente en una bicicleta, contamos con diferentes mecanismos los cuales se encuentran involucrados en lograr la fuerza necesaria para impulsar la bici, pero con el sistema monoplato cambian los procesos, pues lo que antes se hacía mediante tres o cuatro elementos, ahora se llevan a cabo con una sola pieza.

El problema, podría encontrarse principalmente cuando como decíamos en líneas anteriores, al usar un único mecanismo como medio de empuje, este podría necesitar de un reemplazo y mantenimiento constante, debido al uso continuo, lo que bien nos podría generar  gastos extras esperados o no, pero resultando en una inversión a final de cuentas.

¿Cómo funciona el sistema monoplato?

El principal mecanismo implicado en la trasmisión del tipo monoplato, son los piñones de la bicicleta, los cuales se definen como: un conjunto de pequeños ordenados de forma circular, los cuales se encuentran ubicados en la rueda trasera, su función principal es ayudar en el proceso de cambio de velocidades, para ello también se utiliza el desviador trasero, el cual se encuentra en completo manejo del ciclista.

Con el sistema monoplato, lo que se hace es hacer un cambio de velocidades, donde los piñones hacen el trabajo cambiado de una rueda dentada a otra, dependiendo de la superficie en la que estemos manejando, a diferencia del método convencional donde en algunos terrenos debemos hacer el cambio de piñones y bajar el plato.

Con las bicicletas del tipo monoplato, tenemos la posibilidad de hacer hasta doce cambios de velocidades, pudiendo subir hasta cinco peldaños la cadena de transmisión con tan solo utilizar el pulsador una sola vez.

¿Puedo cambiarme a monoplato, sin invertir demasiado?

Lo que necesitamos saber para cambiar  nuestra bici de biplato a monoplato sin gastar demasiado dinero, es que debemos procurar mantener la cantidad de  velocidades del sistema de trasmisión, lo que se traduce a que la cadena, cassette, desviador y palanca de cambios tendrían que ser compatibles con la sistema de velocidad.

En caso de no tener conocimiento del total de las velocidades disponibles, podemos proceder a  contar la cantidad de coronas que se encuentran en nuestro cassette. Recordemos, que el cassette de nuestra bicicleta, se encuentra en la rueda trasera, este tiene forma redondeada y se compone de un conjunto de piñones, la cual forma parte de la cadena de transmisión.

En resumen: ¿Vale la pena el sistema monoplato?

Hemos presentado una serie de ventajas e inconvenientes, los cuales podrían llevarnos a analizar por un buen rato la elección del sistema de trasmisión perfecto para nosotros. Tomando en consideración ambos extremos, podemos decir que el sistema monoplato, presenta una serie de dificultades, las cuales podría resultar de peso, cuando queremos realizar el cambio de transmisión

Pero, no podemos olvidar los aspectos positivos, como lo son: la ligereza y naturalidad con la cual este sistema demostrado  tomar los cambios de velocidad, así como el ahorro económico, los cuales hacen que los ciclistas del mundo, se planteen la posibilidad de hacer un cambio importante en su bicicleta.

sin bien no podemos tomar una decisión por nuestros lectores, ya que consideramos esta idea como única y personal, si podemos decirles que el cambio de sistema de transmisión vale la pena siempre y cuando se ajuste a nuestro estilo de vida.

También podemos agregar, que para tomar una decisión sensata te invitamos a realizarte las siguientes preguntas:  ¿Cuál es la frecuencia con la cual cambiamos los platos?, ¿Cuál es el tipo de  terreno en el cual solemos pedalear? ¿Y cuán frecuente realizamos cambios de velocidades?

Asimismo, podemos tomar en consideración algunos factores de índole personal,  como lo son: ¿cuál es la cantidad de dinero que estamos dispuestos a invertir?, ¿contamos con tiempo para hacer el cambio de transmisión?, además, es importante mencionar que necesitamos conocimientos básicos de mecánica y algunas herramientas

Todos estos factores influyen, en una toma de decisión, sea cual sea el sistema que escojamos,  lo más importante es que este se adecue a nuestras necesidades.

Si bien, pros y contras aquí presentados pueden parecer un poco contradictorios, te invitamos a tomar en consideración todas las ventajas, inconvenientes, opciones de ahorro,  así como el funcionamiento del sistema de transmisión monoplato.

Esperamos, que con esta pequeña guía introductoria, puedas tomar una decisión de acuerdo a tu estilo de vida y entrenamiento. La idea principal de este artículo es lograr adeptos al deporte en dos ruedas y además te animes a continuar explorando este versátil deporte. No olvides que siempre, podemos encontrar diferentes opciones que nos animan a continuar la travesía deportiva.

Antonio Cruz

Desde hace más de 10 años que escribo en diferentes blogs sobre ciclismo. Ahora en FullCiclismo. Padre, ciclista y redactor.

Ver todas las entradas de Antonio Cruz →