enero 25, 2023

¿Merecen la pena los cuadros de bicicléta de imitación o réplicas?

cuadros bicicleta imitacion

En el mundo de ciclismo nos encontramos con un mercado competitivo, donde la lucha de las piezas para bicicletas originales versus los materiales de imitación, suelen ser un tema de conversación constante, siendo generalmente motivo de controversia por parte de los expertos y aficionados que buscan responder ¿Cuál es la mejor pieza original o imitación?

Tratando de resolver esta incógnita, te contaremos un poco acerca de los cuadros de bicicletas y, cuan valiosos podemos considerar las réplicas que se encuentran en el mercado de las famosas o no tan conocidas marcas.

¿Qué son los cuadros de bicicleta?

Los cuadros de bicicleta representan el esqueleto de una bici, en él se colocan todas las piezas adicionales que la conforman, sin un cuadro de calidad no podremos disfrutar de la potencia, diversión y adrenalina que nos brinda el ciclismo.

Tenemos una guía en nuestra web donde te mostramos los mejores cuadros del mercado.

Los tipos de cuadros de bicicletas varían, de acuerdo a la especialidad en ciclismo que realicemos. Generalmente un cuadro se compone de tubos en diferentes posiciones, los cuales por separado crean diversos fragmentos de una bicicleta, pero al unirlos tenemos una bici lista para usarse.

Ahora bien, los cuadros de bicicletas de imitación se definen como la armazón de una bicicleta, que tiene por meta principal, imitar a las piezas que provienen de marcas de renombre. Estos marcos suelen ser populares debido a la similitud a nivel de diseño, que tienen con los segmentos originales.

Los materiales que se utilizan para crear un cuadro, generalmente son metales, e incluso hemos visto algunas innovaciones de bicis, elaboradas con elementos que la madre naturaleza nos proporciona como la madera.

¿Cómo adquirir un cuadro de imitación?

Aunque estamos seguros que al asistir a una tienda, podrás encontrar cuadros de imitación, el sitio más común donde puedes hallarlos es en la web, a través de revendedores, personas que desean deshacerse de sus viejos caparazones de bicicleta, o bien tiendas de segunda mano, que posean página web o alguna cuenta de red social.

En algunas páginas conocidas e incluso redes sociales, las personas han comenzado a colocar elementos para bicicletas que no necesitan o desean vender, consiguiendo en ocasiones los precios más económicos, en comparación a los encontrados en una tienda oficial.

Es importante acotar que la persona que adquiere este tipo de cuadros, quizás no esté consciente que su compra se trata de una imitación, o bien, esta puede elegir a conciencia el armazón, siendo las razones para comprarlos diversas. Aquí te contaremos un poco sobre ello.

¿Por qué comprar un cuadro de imitación?

Como decíamos anteriormente, los cuadros de imitación suelen ser adquiridos por múltiples razones, incluyendo la ignorancia total de que la pieza es una copia de la original.

Entre las primeras razones a explicar tenemos el dinero, puesto que los cuadros originales pueden tener un coste mucho más alto que los de imitación, restándole a las personas aficionadas disfrutar de su bici a un precio que puedan pagar cuando prefieran un cuadro de imitación.

Otra razón por la cual, las personas suelen adquirir un cuadro de imitación, puede ser por la creencia popular de que los cuadros de imitación, son realizados por la misma fábrica que lleva a acabo los originales. 

Sin embargo, la realidad es que, según expertos en la materia, las empresas no fabrican sus propios cuadros, sino que toman su propio diseño y utilizan a un fabricante externo para hacer las piezas.

Asimismo, las personas suelen afirmar que algunos cuadros de imitación se encuentran elaborados con una mejor calidad que los cuadros originales. Pero esta afirmación no es del todo cierta, puesto que la elaboración de marcos para bicicletas depende no solo del diseño, sino que se encuentran implícitos una serie de factores, que lo hacen un marco seguro de usarse y además exitoso.

¿Cómo diferenciarlos?

La forma más sencilla para diferenciar un marco de bicicleta original de una imitación, es observando con detenimiento ciertos detalles que bien podrían pasar desapercibidos al ojo humanos, aspectos como las pegatinas propias de las marcas reconocidas, los materiales a usar, la calidad de los mismos, y la resistencia del cuadro al momento de usarlo pueden darnos indicios claros de cuándo estamos frente a una réplica u original

Las grandes empresas, no correrán el riesgo de llevar al mercado, un elemento base para las bicicletas tan importante como lo es el cuadro, con una calidad dudosa. Teniendo en cuenta que estos mismos, pueden fabricar imitaciones con el fin de que los clientes adquieran el producto a un precio menor, las piezas originales serán la marca de referencia eterna.

¿Y los cuadros de aluminio?

Si lo que en realidad buscamos es abaratar costos, los cuadros realizados a base de aluminio son una opción, puesto que generalmente las empresas fabricantes optan por colocar aluminio en bicicletas básicas, que por ende tienen un coste más bajo.

Además, la experiencia nos ha indicado que tanto las grandes compañías como tiendas de piezas de bicicletas, ofrecen piezas de carbono a un precio mucho más elevado que las de aluminio, pero la eficiencia de estas no es igual.

Algunos usuarios han comentado que, con frecuencia, han visto cuadros de carbono rotos o averiados en tiempos más cortos que los fabricados con aluminio, por ello, te invitamos a tener en cuenta este material, pues las bondades de éste así lo demuestran, siendo un componente flexible e ideal para combatir los terrenos difíciles.

En resumen ¿vale la pena adquirir un cuadro de imitación?

La elección del cuadro que deseamos adquirir es completamente personal, puesto que se involucran una serie de factores, los cuales no siempre dependen directamente de nosotros, pero teniendo en cuenta lo que hemos podido aprender a lo largo de este artículo, además de la investigación que hemos realizado.

La conclusión a la cual hemos llegado es que, en la medida de lo posible, adquirir productos originales siempre será la mejor opción, puesto que el sello de garantía de las empresas es quien nos da la seguridad por cualquier eventualidad.

Si bien existen imitaciones bastante decentes en el mercado, estas no cuentan con un respaldo y prestigio tan propio como sería de una empresa o tienda certificada.

En caso de extravió a la hora del envió, daño del material y otras eventualidades, algunos vendedores no se hacen responsable por ello, terminando nuestra compra en una total decepción.

Sin olvidar que las empresas certificadas y reconocidas, prefieren garantizar materiales de calidad a sus productos, además de contar con la infraestructura y capacidad adquisitiva suficiente, para llevar a cabo piezas de excelencia, sin dejar de lado que los fabricantes y compradores independientes buscan seguir esta línea de calidad.

Como hemos podido leer a lo largo de este artículo, el cuadro de bicicleta es una pieza clave en el desempeño de la misma, por lo que adquirirlo basándonos en la calidad de los materiales, nos garantizará no solo una compra adecuada, sino que nos brindará seguridad personal, evitando accidentes.

Esperamos que con este artículo, logré aclarar las dudas acerca de la opción a escoger, al momento de comprar un cuadro o base para bicicleta. Entendemos que, como aficionados al ciclismo, siempre queremos obtener las mejores piezas para nuestra bicicleta.

¡Nos encontramos en el próximo artículo!

Antonio Cruz

Desde hace más de 10 años que escribo en diferentes blogs sobre ciclismo. Ahora en FullCiclismo. Padre, ciclista y redactor.

Ver todas las entradas de Antonio Cruz →