enero 24, 2023

Consejos para salir en bicicleta en días de lluvia

consejos ciclismo lluvia

Es importante preparar tu bicicleta y equipo adecuadamente si vas a salir en días de lluvia para evitar problemas y mantener tu seguridad. No es el tiempo idóneo para salir, pero si deseas hacerlo o simplemente te ha pillado la lluvia en mitad de tu trayecto, debes tener especial cuidado.

Algunos consejos que puedes seguir son:

Prepara tu bicicleta y equipo adecuadamente

Revisa el estado de tu bicicleta: asegúrate de que esté en buenas condiciones y de que todos sus componentes estén ajustados correctamente. Esto incluye la presión de los neumáticos, el funcionamiento de los frenos y el estado de la cadena y los piñones.

Usa ropa y accesorios adecuados: lleva ropa cómoda y transpirable que te proteja de la lluvia, como chaquetas y pantalones impermeables. También es recomendable usar guantes y calcetines de ciclismo para mantener tus manos y pies secos. También debes saber que existen zapatillas MTB especiales para invierno.

Utiliza luces y reflectantes: en días de lluvia, la visibilidad puede reducirse significativamente. Asegúrate de usar luces en tu bicicleta para aumentar tu visibilidad y evitar accidentes. También es muy buena idea utilizar reflectores: reflejan la luz de los faros de los coches y te hacen visible a mayor distancia.

Con estos cuidados aumentarás considerablemente tu seguridad e integridad.

Sé visible y seguro en la carretera

Es importante ser visible y seguro en la carretera cuando haces ciclismo para evitar accidentes y garantizar tu seguridad. Más aún cuando el día está lluvioso, así que, además de lo comentado en el párrafo anterior:

Sé precavido al cruzar las calles: al cruzar una calle, detente en el borde y mira hacia ambos lados antes de cruzar. Asegúrate de que los conductores te vean y te den paso antes de continuar. Esto es importante ya que con la lluvia muchos conductores no tienen buena visibilidad y pasan por alto tu presencia.

Presta especial atención a las señales: respeta las señales de tráfico y sigue las normas de la carretera. Es posible que si hay mucha lluvia te cueste incluso ver las señales; en ese caso avanza despacio para que te de tiempo a ver cada señal.

Mantente protegido de la lluvia

Mantenerse protegido de la lluvia al hacer ciclismo es importante para evitar enfermedades y mantener tu comodidad. Algunos consejos que puedes seguir son:

Usa ropa y accesorios impermeables: elige chaquetas y pantalones impermeables para protegerte de la lluvia así como fundas para tus zapatos. También existen guantes impermeables para mantener las manos secas.

Usa cubiertas de lluvia: las cubiertas de lluvia protegen tus ruedas y el resto de la bicicleta de la humedad y el barro. Hay modelos que sirven únicamente para proteger la bici cuando está parada, pero también hay otros modelos que te servirán incluso para cuando estés pedaleando (como si fuera un chubasquero para ti y para la bici).

Lleva una muda de ropa: es recomendable llevar un juego de ropa seca contigo para cambiarte si te mojas. De esta manera, podrás mantener tu cuerpo caliente y evitar ponerte enfermo.

Ajusta tu ruta en caso de condiciones peligrosas

Ajustar tu ruta al hacer ciclismo en caso de condiciones peligrosas como lluvias muy fuertes es importante para mantener tu seguridad y evitar accidentes. No te «encabezones» en hacer una determinada ruta que tenías planeada con antelación en caso de que sea peligrosa hacerla en esas condiciones.

Evita caminos o carreteras con mucho tráfico: el tráfico puede ser peligroso para los ciclistas, especialmente en condiciones de lluvia o niebla. Opta por caminos más tranquilos, esto puedes verlo fácilmente con Google Maps e incluso con un buen ciclocomputador; de hecho muchos vienen ya con mapas integrados.

Evita el barro y el agua acumulada: pueden hacer que pierdas el control de la bicicleta y te caigas. Ajusta tu ruta para evitar estos obstáculos o, si no es posible, disminuye la velocidad y usa la técnica de «zigzag» para sortearlos de manera segura.

Sé flexible: si ves que las condiciones de la carretera son muy peligrosas, no dudes en ajustar tu ruta o incluso en cancelar tu salida en bicicleta. La seguridad siempre debe ser tu prioridad.

Ten cuidado con el pavimento resbaladizo y los obstáculos ocultos

Cuando el suelo esté muy mojado o directamente inundado, hay que tener toda la atención en ciertos elementos. Los consejos básicos que recomendamos son:

Mantén los neumáticos en buenas condiciones: asegúrate de que tus neumáticos estén en buen estado y tengan suficiente presión para evitar resbalones. Además, revisa regularmente tus frenos y tu cadena para asegurar que funcionen correctamente.

Presta atención al pavimento: en general evita las zonas con agua acumulada o barro si puedes. Si te encuentras con una zona resbaladiza, reduce la velocidad y mantén el control de la bicicleta.

Ten cuidado con los obstáculos ocultos: estos pueden ser baches, grietas o cualquier otro obstáculo que no puedas ver a simple vista. Simplemente cuando veas charcos intenta rodearlos, y si no es posible avanza con bastante lentitud.

Esperamos que te hayan resultado útiles estos consejos, ¡prioriza siempre tu seguridad!

Antonio Cruz

Desde hace más de 10 años que escribo en diferentes blogs sobre ciclismo. Ahora en FullCiclismo. Padre, ciclista y redactor.

Ver todas las entradas de Antonio Cruz →