enero 24, 2023

Cómo calcular la altura del manillar con respecto al sillín

calcular altura manillar repecto sillin

Para obtener una postura cómoda y correcta sobre la bicicleta es necesario calcular la altura adecuada del manillar, con ello el rendimiento al subir montañas o descender evitarás infecciones en tus manos.

La experiencia en el mundo de la bicicleta da cuenta que en la mayoría de los casos el ajuste de la altura del manillar pasa inadvertido en los pedalistas, algo que es un error, porque de una altura correcta del manillar depende la comodidad del ciclista y el control de la bicicleta.

En este artículo se analizará cómo hacer el cálculo correcto del manillar con respecto al sillín considerando que una buena configuración garantiza el equilibrio, la firmeza, direccionalidad de la bicicleta y lo más importante incide en la salud pulmonar del ciclista.

Un manillar alto.  

Tanto el sillín como el manillar ocasionan que el peso del cuerpo se distribuya encima de la bicicleta, de allí la relevancia de tenerlos configurados correctamente. Cuanto más alto está el manillar respecto a la posición del sillín, el comportamiento de la bicicleta en los descensos será mucho mejor en cuanto técnica, desplazamiento y rendimiento. Además, la bici estará más pesada en la parte trasera haciendo que las manos del biker estén libres de presión y soporte menos peso.

Por lo tanto, lo indicado es que la posición del manillar sea alta para trabajos de descenso, pues a todos los bikers les encanta sentir esa adrenalina cuando pedalean fuertes bajadas, permitiéndoles sentirse seguros, cómodos, los brazos sin dudas estarán más descansados y la maniobrabilidad será mayor, la precisión, la capacidad de reacción en bajadas estará más que garantizada.

Un manillar bajo.

Una posición baja del manillar ocasionará que la bici adquiera un mayor grado de eficiencia en las pendientes más difíciles. Las manos del ciclista ejercen mucha más presión, ya que, deben estirarse un poco más para lograr un buen agarre en los puños. Esta acción repercute en el esfuerzo del ciclista generando más concentración de carga en las muñecas y la incomodidad se hace sentir.

Esta situación pudiese solventarse con bajar el manillar, pero al volver al descenso la bicicleta estará en posición de desventaja debido a que el manillar cuando está bajo hace que las manos se vuelvan inestables y empiecen a temblar. Por lo que se hace necesario en estos casos, que el ciclista se baje para ajustar el manillar cada vez que deba recorrer una pendiente o una bajada.

Lo recomendable es las circunstancias descritas en el párrafo anterior es conseguir un equilibrio donde el manillar no esté ni muy arriba, ni muy abajo y el cuerpo se mantenga estable y cómodo más allá de las condiciones del terreno.

Calculando la altura del manillar respecto al sillín.

La configuración que se realice debe estar sincronizada con el sillín, en consecuencia, imaginemos que el sillín está en la altura correcta, procedemos entonces a medir la distancia existente entre el sillín, en su parte central hasta el suelo. Luego debemos calcular qué tanta altura hay entre la zona del puño, en el manillar hasta el suelo.

Sin embargo, los especialistas en ajustes biomecánicos y en entrenamiento orientan que, para realizar el cálculo, primeramente, debe ubicarse la bicicleta completamente recta, medir la altura que existe desde la parte central del sillín hasta la superficie. Debes copiar el resultado, repetir el procedimiento, pero con la diferencia de medir la distancia entre la parte del puño del manillar hasta el suelo.

Por lo que, la altura a la que debes colocar el manillar dependerá del cálculo de la diferencia entre ambos resultados, es decir, si el sillín está ubicado a 111 centímetros y el manillar a 108 centímetros, la altura correspondiente es de 3 centímetros.

La altura del manillar es mucho más importante de lo que parece, se ha demostrado que esta altura puede incidir en la capacidad respiratoria del ciclista, ir demasiado estirados y tensos afectará la respiración y disminuirá la facultad de inspiración, lo que sin lugar a dudas afectará negativamente la ejecución de la velocidad.

Por otro lado, ajustar la altura del manillar las direcciones tienen separadores o pequeños espaciadores que permiten subir o bajar el manillar en función de nuestros requerimientos, es relevante que hagas todos estos ajustes antes de cortar el tubo sobrante de la horquilla.

Longitud de potencia, avance-retroceso del sillín.

Por otra parte, la distancia entre el sillín y manillar estará condicionada por los componentes: longitud de potencia, avance-retroceso del sillín. Puedes hacer ajustes a estos tres elementos considerando tu altura, talla de la bicicleta y altura del sillín. En consecuencia, la longitud de potencia determinará la distancia entre el sillín y manillar, por norma general se aconseja que debe existir entre 50 y 60 centímetros de margen entre la punta del sillín y el eje o centro del manillar.

En el aspecto del avance-retroceso del sillín implica tirar el sillín hacia delante o hacia atrás para modificar la distancia entre el sillín y el manillar. Lo recomendable es con las bielas paralelas al suelo e intentar que la línea imaginaria que sale de la rodilla cruce con precisión el centro del pedal. También funciona confeccionar otra línea imaginaria entre la punta del sillín y el centro del eje del pedalier.

Habitualmente en el MTB el sillín suele estar más retrasado de lo normal permitiendo retrasar el centro de gravedad, incidiendo ganar tracción trasera en los terrenos resbaladizos e inestables. Mientras que en el ciclismo de carrera el sillín está adelantado entre uno y dos centímetros con relación a la posición inicial, de esta manera, se optimiza la fuerza de cada pedaleada y el peso recaerá en el pedal.

Ahora bien, en la disciplina contrarreloj o de triatlón adelantar el sillín es más evidente para mejorar la aerodinámica y el resultado es el incremento del ángulo de flexión dorsal y cervical, quiere decir esto, que el adelanto del sillín es necesario para conseguir un punto de apoyo seguro y cómodo.  

Algunas medidas aplicadas

Las siguientes medidas que se presentan son referencias indicadas por los expertos del MTB.

Bikers entre 1,60 – 1,70 centímetros de altura: configurar la altura del manillar respecto al asiento entre 2 y -2 cm (2 cm más alto que el sillín y 2 con más bajo que el sillín).

Ciclistas entre 1,70 – 1,80 centímetros de altura:  configurar la altura del manillar respecto al asiento entre -2 y -5 cm (2 cm más bajo que el sillín y 5 cm más bajo que el sillín).

Pedalistas de 1,80 cm en adelante: configurar la altura del manillar respecto al asiento 5 y -8 cm (5 cm más alto que el sillín y 8 más bajo que el sillín).

Es importante que estas medidas sean orientaciones para que puedas modificar tu manillar, puedes intentar también probar las diferentes distancias, dependiendo de tus características físicas y determinar cuál te conviene más de acuerdo al terreno y la condición de comodidad que estos te den.

Consejos finales

Debes recordar que los tres aspectos de contacto entre el ciclista y la bicicleta son el sillín, los pedales y el manillar, por lo tanto, estos tres componentes han de ser regulados y configurados de manera correcta y bien calculada para que la postura al montar la bicicleta sea correcta, alcanzar buenos rendimientos al recorrer largos kilómetros en carretera pavimentada o en montaña. Considerar calcular correctamente la altura del manillar respecto al sillín te permitirá tener una buena postura en el asiento y disminuir las probabilidades de lesiones corporales.

Cuando se alcanza la altura correcta del sillín sentirá que manejas la bicicleta con más comodidad, la altura es equilibrada, tus codos y manos están más relajados permitiéndote hacer una ligera flexión. Ahora, si tienes la sensación de estar sujetando la bicicleta con las manos absolutamente recta es una clara señal que la posición es incómoda y la altura del manillar no es la indicada.

Todo lo anteriormente analizado son guías orientadoras para que las lleves a la práctica, ya que cada ciclista es un mundo con particularidades fisiológicas y conocimiento en las técnicas del ciclismo. Por ello, ajustar el manillar para el correcto desplazamiento y funcionamiento es una cuestión de feeling y de sensaciones.

Más allá de que los expertos biomecánicos te indiquen que debes ajustar el sillín a 4 centímetros adelantado no debes olvidar que el que monta la bicicleta eres tú, debes reconocer la comodidad y buen rendimiento de la bicicleta.

La altura del manillar está condicionada por los intereses y objetivos que tiene el ciclista, es decir, para un corredor que compite y está en búsqueda de mejorar la aerodinámica, y en toda la ruta adquiere posturas agresivas la altura del manillar debe ser inferior a la de un ciclista que utiliza la bicicleta para divertirse o ejercitarse, ya que este último no le interesa desarrollar niveles ultra de velocidad como sí lo hace una ciclista élite. Cuando un ciclista profesional lleva manillares muy bajos sufre de adormecimiento de manos, afectaciones en las lumbares, dolores en los brazos y manos.  

Antonio Cruz

Desde hace más de 10 años que escribo en diferentes blogs sobre ciclismo. Ahora en FullCiclismo. Padre, ciclista y redactor.

Ver todas las entradas de Antonio Cruz →